17 julio 2011

Una rubia de ojos verdes...

Anoche fuí a una cena de cumpleaños, en casa de unos parientes.
Me tocó sentarme en un extremo de la mesa.

Estaba allí, comiendo tranquilamente, cuando sentí una ligera presión sobre mi pierna derecha.
Miré hacia al lado, y me encontré con una rubia, que me miraba como esperando algo.
Me perdí en la profundidad de sus almendrados ojos verdes, y noté que algo parecido a una sonrisa se dibujaba en su boca, dejando ver la punta de una lengua rosada...

De pronto, me sentí observado, miré a mi alrededor
y noté que varios me miraban, en silencio.
Se escuchó entonces la voz de la dueña de casa:
"hija, saca fuera a la gata, que está molestando..."

Y se llevaron a la rubia de ojos verdes, en brazos, fuera de la habitación...

.

3 comentarios:

  1. Esto de negro pensamiento no tiene nada, eh!! Jajaja.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Jajajaja!!! Me habías engañado. Vaya con la rubia XD.

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno!!!!

    Tienes un premio en mi blog. ;)

    ResponderEliminar

Sólo dilo, no te cortes...