26 septiembre 2011

Primavera y gaviotas.

Primavera.
esta palabra evoca flores, perfumes,
canto de pájaros y vuelo de mariposas multicolores.

Trae tanto más que a veces no advertimos.
Como el amor de las gaviotas
que, ruidosas como tales,
al caer las tardes
inundan nuestros oídos con sus chiidos*
mientras ocultan de nuestros ojos sus requiebros amorosos,
dándose cita allá en las alturas,
casi donde comienzan las nubes,
donde nuestra vista apenas si alcanza,
al límite de lo que la cámara puede mostrar.* *

Con bullangueras voces nos anuncian, entonces,
-como si quisieran hacernos partícipes a todos de su amor-
que se van a pasar sus noches de romance allá lejos,
a 30 o más kilómetros dentro del desierto,
en lejanas y solitarias dunas,
donde no hay nadie que pueda verlas,
donde no hay nadie que pueda importunar su amor.


video




* Chiido: Voz de la gaviota.
* * En el video se ven, pero tan imperceptiblemente, que al convertirlo para subirlo a blogger desaparecen. Pueden imaginarse una fila interminable de 6 hormigas con alas que recorren el cielo, de a seis en fondo, desde la costa hasta perderse en la lejanía. No dejan de ser sus veinte minutos de chiidos, desde que ascienden en espiral desde el mar hasta las alturas, hasta que se pierden tras los cerros. Y aún así hay quienes no lo notan.

6 comentarios:

  1. Y nosotros en Otoño.. buuuaaaaaaaaaaaa!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Qué suerte, primavera... Yo vivo muy cerca del mar y siempre se oyen. Hace poco vi una por la carretera, desorientada, se había perdido de la bandada. Estuve a punto de llamar al 112 (emergencias), pero me tacharon de loca y no lo hice. Al día siguiente, al volver del trabajo, allí estaba. Tiesa en el arcén. ¿Qué se hace en estos casos? Poooobre gaviota.

    ¡Pero si es un simple pájaro! ¿No?

    ResponderEliminar
  3. Estimadas señoritas: no olviden que yo las leí hablar de primaveras, veranos y vacaciones, estoicamente... a pesar de que tiritaba de frío.

    Cristi, es sólo un simple pájaro. Y más allá, un simple animalito. Y un simple árbol, y un simple riachuelo, y un simple mundo... y es por eso, simplemente, que estamos como estamos.

    Me alegra que al menos hayas tenido el deseo de hacer algo. Eso -hoy- ya es mucho.

    ResponderEliminar
  4. Sigo pensando que debería cambiarme de hemisferio dos veces al año. Vivir siempre en primavera o verano, mmmmmmmm...

    ResponderEliminar
  5. Sabido es, doctora, que la Anchoa es un pez migratorio.
    Sólo siga las costumbres de su especie...

    ResponderEliminar

Sólo dilo, no te cortes...