27 marzo 2013

Sicut cactus...



la vida
es como los cactus:
puede darnos
-y de hecho nos da-
hermosas flores,
pero
por cada flor
que entrega
nos da también
-cierta
e
inevitablemente-
un 
millar
 de espinas





3 comentarios:

  1. Me encantan los cactus.Certera comparación.

    ResponderEliminar
  2. No nos queda otra más que disfrutar de las flores y sobrellevar lo mejor posible las espinas ;).

    ResponderEliminar

Sólo dilo, no te cortes...