13 junio 2014

No tan mal...

Al fin,
las cosas no están tan mal como pensábamos.
Es decir, mi Negrita sigue estando enferma, el tumor no ha desaparecido por artes médicas, mágicas, espirituales ni milagrosas, pero de acuerdo a los últimos exámenes que quiso hacerse el mes pasado, sabemos que no ha crecido con la rapidez que temíamos, ni se ha extendido tanto como llegamos a creer.
En resumen, que si bien algún día tendrá que suceder, por ahora no será, y aún tendré a mi Negrita conmigo por un buen tiempo.

Escribo esto, no por mí, sino para contárselo a ustedes dos, las únicas que aún se dan una vuelta por este tan abandonado blog.  (Gracias por eso).




1 comentario:

  1. Pues me alegro un montón.
    Aprovechad el tiempo vosotros que sabéis.

    ResponderEliminar

Sólo dilo, no te cortes...