14 noviembre 2010

Meia Noite... e chocolate...


Cuando la noche esté en su apogeo,
cuando la luna esté en su cenit,
cuando el reloj de los ingleses,
allá en el centro de la plaza,
en el centro de la ciudad,
deje escuchar, triste, lastimera,
la última campanada de la medianoche,
estaré ingresando a la clínica.

Aunque me resulte algo tétrico,
he de hospitalizarme justo a esa hora,
justo cuando se acaba el domingo y comienza el lunes.
Justo a esa hora, para no ingresar en domingo
(es mucho más caro)
justo a esa hora, porque me operan a las 08:00
y debo llegar 8 horas antes.
Así,
ha de ser justo al minuto siguiente de la medianoche...


Tengo prohibido el chocolate,
pero ¡al diablo!
La ocasión lo amerita, necesito de ánimo,
y ¿qué mejor para levantar el ánimo que un buen chocolate?
Bueno, hay algo mejor, mucho mejor,
pero debo conformarme 
con este chocolate...


.


6 comentarios:

  1. El comentario que dejaste en mi blog me recuerda a una frase de jordi sierra i fabra que es de lo mejor, te la dejo boni:

    "Nada es tan bueno ni tan malo como para durar para siempre" un abrazo :)

    ResponderEliminar
  2. Te operan?

    Espero que no sea nada grave.

    Un saludo y ánimo. Rico, rico chocolate, sí.

    ResponderEliminar
  3. Ni tan bien como para escribir,
    ni tan mal como para quejarse...

    Saliendo adelante...

    ResponderEliminar
  4. ¿En que país vives que hacen ingresos a medianoche?

    ResponderEliminar
  5. En el extremo norte de la austral República de Chile, en donde pueden hacerse cosas como ésa y muchas más...

    ResponderEliminar

Sólo dilo, no te cortes...